Mito corto del huracán imparable

Mito corto del huracán imparable

Los mitos cortos que provienen de sucesos accionados por desastres naturales, son cosa de todos los días. Sin embargo, es en el momento en el que verdaderamente te encuentras frente a la muerte cuando de verdad sientes que los escalofríos recorren tu cuerpo.

Así me pasó poco después de que me fui a vivir a la costa. Los médicos me habían recomendado que para restablecerme más pronto de una lesión, tenía que dejar el clima frío de mi ciudad y mudarme a la playa, pues las altas temperaturas ayudarían a que mis huesos sanarán más rápido.

Por fortuna, pude comunicarme con algunos de mis amigos quienes me consiguieron un trabajo estable en una zona del país que estaba rodeada por palmeras. Ellos me advirtieron que debía estar atento a los noticieros locales, ya que de un momento a otro podría aparecer un huracán, una tormenta tropical o en un caso extremo hasta un tsunami.

Siempre que llegaba a la oficina, dejaba encendido el radio en una estación del gobierno, pues en esa emisora tenían la costumbre de interrumpir la programación habitual si algo extraño llegaba a suceder en el medio ambiente de la región.

De repente empecé a escuchar una voz de alerta que decía que todos debíamos resguardarnos en nuestras casas, pues un fortísimo tornado llegaría a la ciudad en las próximas horas.

Seguí las indicaciones y me refugié en el sótano. Aquel sitio tenía una pequeña ventana de vidrio reforzado, por la cual se podía ver el exterior, literalmente a ras del suelo. La tormenta fue devastadora, los tejados y automóviles volaban por todos lados.

No obstante, nadie me hubiera preparado para lo que observé después. Era una madre y su hijo a quien llevaba en sus brazos, tratando de protegerlo de las inclemencias del clima.

De pronto una ráfaga de viento los atrapó lanzándolos por los aires a varios metros de distancia. Ambos cuerpos impactaron de lleno contra unos cables de luz, causando un corto circuito y una terrible descarga eléctrica, misma que les arrebató la vida.

Jamás pienso volver a aquel aterrador lugar. Aunque lo cierto es que no necesito ir para recordar cada noche lo que viví.

Leyenda corta de la bala de plata


Los aficionados al terror, conocen bien la leyenda corta sobre hombres lobo que dice que a estos seres se les elimina de la faz de la Tierra incrustándoles una bala de plata en su corazón.

A pesar de ello, muchos no saben el origen de este relato y el día de hoy vamos a ahondar en el tema.

Los primeros licántropos u hombres lobo que aparecieron, fueron aquellos a quienes se les divisó en distintas regiones de lo que hoy conocemos como Francia. Se comenta que la sociedad en aquellos días, estaba enajenada debido a que los gobernantes se empeñaban en difundir crónicas acerca de monstruos que merodeaban por las noches.

Del mismo modo se dice que entre penumbras un hombre puso pies en polvorosa, cuando iba pasando por un camino rural pero alcanzó a escuchar el aullido de algo parecido a un coyote.

Miró hacia ambos lados del camino, pero no pudo distinguir nada, hasta que la criatura lo embistió mordiéndole una de sus piernas, la cual dicho sea de paso, tuvo que ser amputada puesto que esa herida se infectó al correr de los días.

El herido juró venganza y cuando al fin pudo restablecerse le pidió a uno de sus amigos que lo ayudara a hacer unas balas para su revólver.

– ¿Pero por qué quieres unas municiones especiales para tu pistola? Si con las tradicionales te basta y te sobra para darle muerte a ese engendro.

– No, mi estimado amigo, he escuchado que estas bestias mitad hombre mitad lobo resisten golpes e impactos de balas de plomo. Es por eso que quiero que fundas estos trozos de plata para convertirlos en proyectiles.

Cuando al fin estuvieron listas las balas, el hombre las introdujo en su revólver y se dirigió al mismo sitio en donde había visto a la criatura por primera vez.

Exactamente a las 12:00 de la noche, se volvió escuchar el temible aullido anunciando la llegada del licántropo. Esta vez ambos se miraron de frente, el pistolero descargó su arma sobre el pecho del hombre lobo, haciendo que éste cayera al suelo bañado en sangre.

Cuento de terror del niño albino

La familia González se había propuesto ir de vacaciones a una de los cientos de cabañas que rentan en una zona boscosa del estado de Jalisco, ahí, muchas familias se van a un escape de lo ajetreado que puede ser la vida en una ciudad como lo es Guadalajara, y más que nada es un sitio para meditar, por lo que invitaron a los compadres, que era la familia Núñez, unos amigos de toda la vida y que recién se habían vuelto compadres, para cerrar una amistad de años.

Si bien en el trayecto que era de más de 3 horas desde la capital del estado de Jalisco, no es muy largo, al salir ya tarde de la ciudad, llegaron al anochecer, por lo que con un mapa que tenían, dieron con una de las cabañas más aisladas en donde tenían de todo, el lugar al ser alto y lleno de pinos, la temperatura caía, con la puesta del sol, pero ese día en especial del mes de enero, unas pequeñas plumas de nieve, se empezaron a ver.

Todo parecía como si estuvieran en un cuento, pero más tarde se darían cuenta que sería un de los cuentos de terror, en donde no pueden hacer nada, al estar incomunicados, al llegar las dos familias, dentro de la gran cabaña que, hasta una piscina dentro tenia, los niños de las dos familias, le dieron vuelo a la rienda y con agua termal, dentro de la parte trasera de la cabaña, tan solo se veían unos grandes ventanales, caer la nieve.

Cuento de terror del niño albino

Fue ahí en donde vieron por primera vez, a un niño de escasos 8 años que se acercó a la ventana, y se les quedo viendo, el pequeño estaba desnudo, tan solo traía un tipo calzón negro, pero parecía que el frio no le hacía nada, y tanto los ojos como el pelo lo tenía de color blanco, tirándole a plateado, todos los niños gritaron, a lo que los padres, llegaron para ver a ese niño correr y reír a carcajadas.

Ya no sería lo mismo, con nadie podían reclamar, al estar en una cabaña en el bosque, todo estaba incomunicado, y tan solo tenían que dejar pasar la situación, queriendo calmar las cosas, el padre de la familia Gonzales, empezó a bromear, de que quizás era un niño de una de las cabañas aledañas, tan solo para verlo de nuevo, desde la ventana de la cocineta, pero ahora tenía sangre en la boca, como si hubiera matado algo para comer.

Las familias asustadas, tan solo quisieron empacar, para salir de ahí, pero la nieve había bloqueado la salida, y era un suicidio salir así, entonces determinaron que nada podrían hacer, más que hacer frente a ese ser del cual desconocían su origen.

Así pasaron las horas y del niño albino, ya no se supo nada, las familias se calmaron y trataron de pasar esas vacaciones lo mejor posible, y cuando reclamaron al administrador del lugar, tan solo sonrió, diciendo, se les apareció el fantasma del niño albino.

Obras de teatro de ciencia ficción

Obras de teatro de ciencia ficción

Tal y como su nombre lo indica, las obras de teatro que pertenecen a la categoría de ciencia-ficción se distinguen por contar acontecimientos que por alguna u otra razón no podrían suceder en la vida real.

Entonces… ¿Cómo podemos identificar los rasgos característicos de este género? En los párrafos siguientes, te explicaremos una forma muy fácil de localizarlos. Aunque eso sí, recuerda que al tratarse de un tipo de teatro en donde la subjetividad es una de sus principales particularidades, los significados y simbolismos que se presenten podrían desencadenar en una interpretación distinta a la que tengan otras personas.

Si quieres disfrutar realmente de una obra de teatro de ciencia-ficción, lo primero que debes hacer es abrir tu mente e ir haciendo notas mentales mientras se va desarrollando la trama.

Después toma una pausa para analizar el discurso argumentativo que están llevando a cabo los actores. Es decir, fíjate si los sucesos están siendo presentados de manera lineal o bien hay flashbacks.

Por ejemplo, pongamos el caso de que el histrión principal se encuentra representando a un científico que está a punto de volver a la vida a un cadáver. Lógicamente la premisa anterior no podría encajar en una obra de drama, pues aún hoy en día es imposible “revivir” a un ser humano.

No obstante, en la ficción cualquier cosa es posible, siempre y cuando se muestren los sucesos con un poco de verosimilitud. Los flashbacks o “vueltas breves al pasado” sirven para acentuar ciertos comportamientos que tienen los protagonistas en el presente.

Otra cosa que nos puede socorrer al momento de identificar una obra de ciencia-ficción es el espacio temporal y la ubicación. En los años 50, los escenógrafos y vestuaristas optaban por recrear el ambiente que es tendría en un planeta lejano o bien en una nave espacial, pues recordemos que durante esos años uno de los objetivos de las grandes potencias era la conquista del espacio.

Coméntanos cuáles son tus obras de ficción favoritas.

Cuento corto de la mano peluda

La mano peluda es sin duda uno de los más escuchados cuentos cortos de miedo, en la actualidad, la narración que les comparto a continuación, es tan solo una variación de la versión que me llego de parte de mis padres y que a unos conocidos les sucedió.

En la ciudad de Monterrey Nuevo León, en los años 70´s no había crecido la ciudad, como ahora esta, todo estaba centralizado, en el centro de la mencionada ciudad, todos se conocían, y también las leyendas de miedo que ahí circulaban.

Una de ellas, la de Aramberri que es una de las más conocidas calles de esa ciudad, habla de una mano peluda que se le apareció a un niño, dentro de un closet, la cual se lo quería llevar, si no es por la madre que siempre estaba atenta, y que no permitió que le arrebataran al pequeño infante.

Cuento corto de la mano peluda

Todo mediante las fuerzas que solo una madre, que ve el peligro en que puede estar su pequeño vástago puede llegar a tener, y con el poder de la oración, ya que esa pequeña familia, eran muy católicos y lo emplearon al momento de aparecer la mano peluda, del armario del lugar.

Sin pensarlo dos veces, se cambiaron de la casa, que ya tenía tiempo deshabitada y que todo fue por el jugar con la ouija, que se abrió un portal, en el cual aún al día de hoy, nadie se atreve ni a voltear en dicho lugar,

Si bien esta historia es una más de los cuentos cortos de terror que circulan por toda la red y de los que se comparten de boca en boca, también es importante tenerla como un ejemplo y respetar todo lo que no alcanzamos a comprender en la vida.